martes, 17 de octubre de 2017

Gentle Brent presenta su disco “Just Dandy” que, como su nombre indica, suena tierno y maravilloso

En inglés, el adjetivo “Gentle” puede servir para calificar a alguien que es amable, tranquilo, gentil o tierno, mientras que la expresión “just dandy” se puede traducir, según contexto, como un  estado de ánimo perfecto, agradable, o maravilloso. Ambas expresiones coinciden en el álbum del músico canadiense Brent Randall quien firma como Gentle Brent su primer disco en solitario titulado “Just Dandy”, editado por el inconmensurable sello español You are the Cosmos en vinilo y en Cd por Jigsaw records de Seattle. Tras oírlo detenidamente, te aseguro que éstos y otros tantos calificativos te parecerán acertadísimos. Las canciones que lo integran tienen un encanto especial que las convierte en únicas. Son ejemplos precisos de cómo la melodía, como ente mágico, es una forma de comunicación que varía al antojo de quién la moldea para convertirse en la enésima muestra del impacto emocional que produce la música bien hecha. De este modo, el atento oyente logra identificarse con el creador de ese particular, y a la vez universal, mundo sonoro hasta el punto de que las creaciones entran a formar parte de nuestra propia historia vital como si siempre hubieran estado ahí en algún rincón de nuestras mentes y corazones, a la espera de que alguien como Gentle Brent nos las detallara con un amplio abanico de matices.     

Trayectoria 

Brent Randall es un músico canadiense, compositor y multiinsturmentista, quien en 2003 ayudó a crear el sello Just Friends en Halifax, Nueva escocia (Canadá) con el que sacó su primer Ep bajp el título de “Quite Precisely Brent Randall & His Pinecones" (2004). En 2009 editó otros disco más elaborado y orquestal “We Were Strangers In Paddington Green” (2009 Endearing records) como Brent Randall And Those Magnificent Pinecones que fue producido por Jason MacIsaac y David Christensen de Heavy Blinker. Se trasladó a Toronto en 2010, y ​con Paul Linklater creó un grupo de power pop llamado The Pinecones.  El grupo lanzó dos LPs: “Sage” (2010 Just Friends Records) y “Ooh” (2014 Reel Cod Records). En ese proyecto le acompañaban Joel Goguen al bajo, Brian O'Reilly a la guitarra, Marshall Bureau a la batería, y el mencionado Paul Linklater a la guitarra. También ha formado parte de la banda The Taste sacando el álbum “Sea legs” (2014) con Brian O'Reilly, Daniel Girard, y Jay Anderson, y ha colaborado con Suitcase Sam & The Suits, Dusty Sorbet, Benn Ross, Jonhatan Andrews, Tyler Messick, entre otros.    

“Just Dandy” fue grabado y mezclado por Jason Ball y masterizado por Peter Letros en Wreckhouse mastering. Las canciones son originales, cantadas e interpretadas por Brent Randall quien ha contado con la colaboración de Marshall Bureau a la batería, Jim MacAulay a la guitarra, Doctor Ew (Drew Smith) a las harmonías en las que también participó Jason. El artwork corrió a cargo de Mat Dunlap en la fotografía y diseño, más Steven Millington (Dry British) a las ilustraciones.  

Las canciones 

El disco empieza con “Tea & Butter Tarts”, un tema en el que confluyen esa facilidad para completar bonitas melodías con riffs impetuosos. Excelentes arreglos de beat, con una fantástica voz principal, emergen entre cambios de tempo que crean intensidades sonoras. Detalles de piano, potente órgano, guitarras luminosas, y una percusión certera dan forma a la priemra de las perlas de este gran álbum. A continuación nos ofrece “Lollipop Girl”, exquisita muestra del  talento de este gran compositor quien es capaz de sonsacar fascinantes momentos melodiosos con una sencillez desbordante. Canciones que crecen y explotan por arte de gracia en secuencias instrumentales de popsike con enorme calidad. 

El siguiente corte se titula “Never Wanna Make You Cry” y en este tema de pop brillante se sucenfden las secuencias entusiastas de guitarras arropadas por una batería meticulosa dando cobertura a la voz principal que recorre las frases entre sorprendentes detalles de paso armónico con los que consigue efectos emocionantes. No falta un buen solo lisérgico de guitarra y, de nuevo, esas variadas concepciones rítmicas que enriquecen las canciones. Le sigue “The Lonely One”, una canción grandiosa en la que confluyen momentos bailables perfilados con piano, percusión,  y detalles de guitarra eléctrica. Un tema de pop ambivalente que crece en varias líneas argumentales cautivándonos de principio a fin, entre coros, crescendos y un buen solo de piano, sencillo pero conmovedor, así como otros instantes de fuzz rabioso y ácido en segundo plano. Finaliza la cara A con  “Coney Island Girl”, otra exquisitez que deambula con serenidad pasional y una envolvente calma dando forma a una balada emotiva, entre nebulosas cariñosas de guitarra, y teclados, xilofón, más sensacional voz solista. 

La cara B se abre con “By My Side” y sus guitarras dialogando en trenzados de pop luminoso con la voz principal respaldados por una excelente sección rítmica. Otra fascinante melodía que va generando intensidades beat manteniendo un interés indisoluble hasta el acorde final.  El siguiente tema se llama “There's A Girl”. Cuenta con momentos sensacionales de bajo, órgano, guitarra y teclados arropando a la voz principal en un ejercicio de estilo propio en el que no faltan momentos corales exquisitos. Continúa el album con  “A Twinkle Of Your Eye”, canción que arranca con una marcada concepción rítmica que se compenetra con la dulzura melódica de una canción con detalles de pop soul. Un breve pero intenso fraseo de teclado y algunos coquetos riffs de guitarra más marcados golpes de efecto a cargo de piano son también otras señas de identidad de esta convincente canción en la que, por supuesto, Brent Randall vuelve a demostrarnos sus habilidades vocales.        

Le sucede  “Ooh, You'll Believe In Love” en la que los arreglos musicales son expuestos con una compenetración instrumental mágica, mediante una presencia esencial de piano, ecos,  guitarras poderosas, y batería perseverante. Un tema con un cautivador tempo que avanza con seguridad pasmosa y en el que también saboreamos momentos varios de guitarra solista en diferentes voces. Llegamos a los momentos finales con “No Foolin'” y su irresistible mezcla de voz con instrumentación impecable. Momentos de swing procurados por guitarras y teclados  inolvidables y sorprendentes dan vida a un tema altamente sensible en el que su responsable da rienda suelta a una imaginación portentosa repleta de salidas imprevisibles. Acaba el disco con “At The Bazaar”, la última de la exquisiteces de este inusual disco, en la que todo el mundo relaja músculo y se dispone a ofrecernos una maravillosa balada con increíbles juegos de voces, acordes de acústica, teclados atmosféricos, y el enternecedor toque personal a la voz de su principal factótum, un inspiradísimo Gentle Brent.        

Reflexión final 

Brent Randall ha adoptado el siguiente párrafo, como presentación de su idiosincrasia artística. Un texto que  que puedes leer en su Facebook: “Algunos días es un travieso pianista de cabaret que canta baladas caprichosas como un millennial Tiny Tim. Otros días está al frente de una banda de jangly garage o un desaparecido grupo de merseybeat”. El espectro que se abre entre esos puntos de referencia es tan amplio y suculento que nos permite perfilar no solo las referencias claves de su arte sino también las filias compositivas y pasionales de un músico, tan buen compositor como instrumentista, capaz de dar vida a canciones sencillas que emanan una emotividad a raudales pero también una destreza bien definida, repleta de secuencias pensadas al milímetro, audaces en tanto que no persiguen repetir esquemas fáciles, sino mucho más imprevisibles de lo que algunos están  dispuestos a aceptar en un autor de pop con raíces sixties. En este Gentle Brent cohabitan recuerdos, manuales de pop 60’s, imágenes y sonidos del pasado, pero también deseos de expresarse con un lenguaje actual, original y natural, sin ínfulas que valgan pero con la firmeza del que está dispuesto a reclamar un espacio propio en el que, hayan pocos o muchos con quien compartir deseos, siempre tendrás la puerta abierta para disfrutar de sus canciones brillantes tan “Just Dandy”.    

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y adquitir una copia del vinilo en la web de You Are The Cosmos.    

lunes, 16 de octubre de 2017

Fallece Debbie Wright, cantante de P-Funk y Parlet

Debbie Wright 
Soul tracks nos informa de la muerte a los 66 años de Debbie Wright. Natural de Detroit, fue cantante de los P-Funk y fundadora del grupo vocal femenino relacionado con los mencionados P-Funk, las Parlet. Deborah Wright nació el  18 de junio de 1951 y falleció el 12 de octubre de 2017. 

Las Parlet fueron Wright junto con otras cantantes de Funkadelic, Mallia Franklin y Jeannette Washington. Parlet fue instruida por el líder de P-Funk, George Clinton. Las Parlet  debutaron en 1978 con el álbum “Pleasure Principle” que sorprendentemente no se vendió bien. Wright  enfermó, a raíz de una reacción a las drogas, y no pudo ir de gira. Se fue antes del siguiente álbum, “Invasion of the Booty Snatchers” y fue substituida por Shirley Hayden. Sacaron otro disco llamado “Play Me or Trade Me” (1980).


Las cantantes de Funkadelic con Debbie a la izquierda
Hija de una ex cantante de coro de Mahalia Jackson, se unió a P-Funk cuando estaban grabando Mothership Connection (1975) y cantó en una docena de álbumes durante la siguiente  década como “Tales Of Kidd Funkadelic” (1976), “Funkentelechy Vs. The Placebo Syndrome” (1977), “Motor Booty Affair” (1978), o “One nation under a Groove” (1978).   

Documento sonoro: 

Parlet y su "Pleasure principle" (1978). 


Muere Iain Shedden de los Jolt, Small Hours, y The Saints

Iain Shedden
Iain Shedden falleció el 16 de octubre de 2017 a los 60 años, residente australiano de ascendencia escocesa formó parte de las bandas mods The Jolt y Small Hours, más los australianos The Saints. Fue también periodista. A cargo de la batería formó parte de los dos primeros a finales de los setenta, y de los Saints en varias épocas, desde principios de los ochenta, los dos mil y en los dos últimos años 2016 y 2017. The Saints fueron una de las bandas pioneras de punk, activas desde mediados de los setenta.  

Iain Shedden grabó con los Jolt, banda de Glasgow creada en 1976, el disco de título homónimo editado por Polydor en 1978 con Jim Doak al bajo, y Robbie Collins a la guitarra y voz.   La banda de mod pop sacó un Ep 1979 con el título de “Maybe Tonight”. También estuvo en los Small Hours, formada en Londres en 1978 por el bajista Kym Bradshaw (ex-Lurkers / The Saints), los hermanos Neil Thompson (voz) y Armand Thompson (guitarra), Carol Isaacs (teclados) y el baterista Iain Shedden (ex-Jolt). El grupo apareció en el álbum Mods Mayday '79 y se separaron en 1981. Un año antes sacaron un  Ep con el título de “1” para Automatic Record C. Tras esas dos bandas modernistas, formó parte de los australianos The Saints. Después, en 1986, grabó con los Primevals, banda escocesa, y con los norteamericanos Giant Sand. Dos años después estuvo en Summerhill, grupo de post punk.      

The Saints

Los miembros originales de los Saints fueron los compañeros de escuela en Brisbane (Austraia): Chris Bailey (cantantes, compositor, guitarrista), Ed Kuepper (guitarrista y compositor) e Ivor Hay (baterista). Habían formado Kid Galahad and the Eternals en 1973 con el irlandés Bailey a la voz, Hay al piano y Kuepper de ascendencia alemana a la guitarra. Retitulados como The Saints, en 1974,  Jeffrey Wegener se unió a la batería y Hay cambió a la guitarra baja. Wegener se fue en 1975, Hay se pasó a la batería y Kym Bradshaw se hizo cargo del  bajo. Contemporáneos de los Ramones, su música también se basaba en los esquemas rápidos del punk.  Kuepper explicó en su día que tocaban rápido porque estaban nerviosos frente al público. La policía a menudo interrumpía sus conciertos, y los arrestos eran frecuentes. 

En junio de  1976, The Saints grabaron dos temas: "(I'm) Stranded" y  "No Time" con la producción de Mark Moffatt. Al no encontrasr un sello que lo editase, crearon Fatal Records que sacó el single en septiembre. Nadie presto demasiado interés menos un pequeño sello de Inglaterra, Power Exchange, quienes lo distribuyeron.  EMI lo oyó y vía su sucursal en Austrlaia firmaron con el grupo. En diciembre de ese mismo año grabaron su primer Lp “(I'm) Stranded” que salió en febrero de 1977, bajo la producción de Rod Coe. La banda se mudño a Sydeney y EMI reeditó el single "(I'm) Stranded" con mayor repercusión. 

Small Hours
En mayo de 1977, la banda lanzó su segundo single, "Erotic Neurotic" y luego se mudaron al Reino Unido. EMI planeaba promocionarlos como una banda punk con ropa rasgada y pelo puntiagudo, pero ellos se resistieron a seguir la moda. En junio, el bajista Alasdair "Algy" Ward reemplazó a Bradshaw. Su próximo single "This Perfect Day" en julio alcanzó su punto máximo llegando al número 34 en el Reino Unido. En octubre de 1978 sacaron otro disco, influidos por el jazz-blues, “Prehistoric Sounds” y su poco éixto llevó a EMI a romper con  la banda. Durante 1978, las relaciones entre Kuepper y Bailey se habían deteriorado. Bailey prefería canciones de rock y pop mientras que Kuepper se decantaba por temas menos comerciales. Finalmente, Hay, Kuepper y Ward abandonaron el grupo a principios de 1979. Kuepper regresó a Australia y siguió con otra banda más vanguardista  Laughing Clowns y después con The Aints. Hay también regresó brevemente a Australia para unirse a The Hitmen, y luego se unió a Bailey en Londres para una versión posterior de The Saints. Ward se convirtió en miembro de The Damned. Bailey continuó el grupo con Mark Birmingham a la batería, Bruce Callaway a la guitarra, Barry Francis a la guitarra y Janine Hall al bajo. 

El primer lanzamiento de los Saints tras la partida de Kuepper fue el EP en vivo, “Paralytic Tonight, Dublin Tomorrow”, en marzo de 1980 con Lost Records y Bailey produciendo. Le siguió un álbum de estudio, “The Monkey Puzzle”, coproducido por Bailey y Gerry Nixon para Mushroom Records en febrero de 1981. Se habían cambiado a un sonido pop-rock más melódico e incluían a Hay a los teclados. Le siguió "Out in the Jungle" (1982) con Hall al bajo y Iain Shedden (ex-The Jolt) a la batería. Roger Crankwell tocaba el saxofón y clarinete, Denis Haines al piano, Paul Neiman al trombón, Steve Sidwell a la trompeta y Jess Sutcliffe al piano. Brian James de los Damned también tocó la guitarra. 

The Saints
A fines de 1982, el grupo recorrió Australia con Bailey, Hall y Shedden junto con Chris Burnham a la guitarra (ex Supernaut) y Laurie Cuffe a la guitarra. En 1983, Bailey lanzó su primer álbum en solitario, “Casablanca” en New Rose. En 1984, Bailey se estableció en Sydney, y salió el disco de The Saints, “A Little Madness to Be Free” con RCA y producción de Lurax Debris ( seudónimo de Bailey). Contiene la canción "Ghost Ships", que se emitió como sencillo en mayo. A mediados de 1984, la banda estaba formada por Bailey, Burnham, Shedden y Tracy Pew en el bajo, (ex-The Birthday Party), quien fue reemplazado brevemente por Kuepper en julio. En 1985, The Saints fueron Bailey, Richard Burgman a la guitarra (ex-The Sunnyboys) y Arturo 'Archie' Larizza al bajo (The Innocents), más Louise Elliot al saxofón y Jeffrey Wegener a la batería (ambos ex-Laughing Clowns). Sacaron un disco en vivo, “Live a Mud Hut” grabado en 1984 con la producción de Mugumbo, que fue lanzado por New Rose en 1985. Hay regresó y con Bailey, Burgman y Larizza, grabaron “All Fools Day” en Gales con Hugh Jones produciendo. 

Peter Wilkinson, Caspar Wijnberg, y Chris Bailey. The Saints
A partir de los noventa, Bailey se volcó en sus trabajos en solitario y la banda quedo parada. En 1994, Bailey se mudó a Suecia donde grabó un álbum en solitario, “54 days at sea” y en 1996 otro de los Saints, “Howling” con Blue Rose Records. Bailey cantó y tocó la guitarra más ekl órgano con Andreas Jornvill a la batería, Joakim Täck al bajo, Ian Walsh a la guitarra y Mons Wieslander a la guitarra.  El grupo realizó una gira por Australia en febrero de 1997, la primera en ocho años. La siguiente formación que acompañó a Bailey fueron Michael Bayliss al bajo, Martin Bjerregaard a la batería y Andy Faulkner a la guitarra, sacando el disco “Everybody Knows The Monkey” (1998).
 
Iain Shedden
El siguiente trabajo fue “Spit the Blues Out” lanzado en 2000 en Francia por Last Call Records con producción de Debris con Patrick Mathé a la armónica y guitarra. En septiembre de 2001, la alineación original de The Saints se reunió cuando fueron incorporados al Salón de la Fama de la  Australian Recording Industry Association (ARIA). En 2005, el grupo se había reubicado en Ámsterdam, Holanda, con Bailey, más Marty Willson-Piper a la guitarra, Caspar Wijnberg al  bajo y Pete Wilkinson a la batería. Ese año sacaron “Nothing Is Straight en My House” y tras dejarles Willson-Piper, lanzaron “Imperious Delirium” en 2006. 

El 14 de julio de 2007, Bailey, Kuepper y Hay se reunieron para otro concierto único en el Queensland Music Festival, con Wijnberg al bajo. En enero de 2009, Bailey, Hay, Kuepper y LaRizza tocaron en Brisbane, Sydney y en Mount Buller, Victoria, más un show wn Melbourne tocando en su integridad el disco “I'm Stranded”. En 2010, Wilkinson regresó a la batería  y a Jane Mack se hizo cargo del bajo. En mayo de 2010, Kuepper y Bailey se reunieron para una serie de conciertos en Brisbane, Sydney y Melbourne. Con Kuepper a la guitarra eléctrica y voces, más Bailey a la acústica, bajo, y voces,  tocaron una selección de canciones de los primeros Saints, entre otros de sus etapas en solitario o en otras formaciones.  En 2012 salió el disco "King of the Sun". 

Documentos sonoros: 

The Jolt y un tema escrito por Shedden, "I'm Leaving". 


 Antología de los Small Hours 


The Saints y el tema "Out of sight, out of Mind" de 1982


viernes, 13 de octubre de 2017

Coke Belda rinde tributo a los Bee Gees versionando 11 de sus temas con su poderoso estilo tan personal

Portada
Permitirse el lujo de negar que los Bee Gees han sido una de las bandas de pop más grandes de la historia, es un error común entre aquellos que les han oído más bien poco por no decir que carecen de criterio y presumen de un gusto más bien pobre. No voy a extenderme más en reivindicar su enorme creatividad. A estas alturas me parece innecesario destacar, una vez más, su indispensable aportación a varios estilos que van del folk al pop, pasando por el soul, la psicodelia o la música disco. No lo considero imprescindible porque si opinas lo mismo estoy seguro de que no te hará falta ningún elemento de juicio para justificarlo. Si, en cambio, no lo crees así, tampoco te voy a convencer por mucho que elabore un informe exhaustivo sobre su fructífera carrera. Los Bee Gees fueron tan grandes que puedes encontrar en ellos todo tipo de momentos: desde los  que te arrancan una devoción irrenunciable hasta los que, por manías, provocan un rechazo genérico inexplicable. En tu mano está el decidir con cuáles te quedas; ahora bien, no estaría de más que, bien seas fan o detractor de tan imprescindible banda de hermanos, escucharas el enorme ejercicio de estilo técnico e interpretativo y, en definitiva, pasional que ha realizado otro grande, Coke Belda, adaptando algunas de sus canciones. Unas versiones que sitúan los temas en un presente y los insertan en su peculiar y memorable forma de entender el pop evolucionando desde tan magistral  legado. Bajo el título de “3 (Gs). A tribute to Bee Gees”, el disco en cuestión ha sido editado en España por Rock Indiana y en los Estados Unidos en digital por Futureman Records (Detroit) y en Cd por Kool Kat Musik (New Jersey). Se trata de su tercera entrega discográfica en solitario y creemos fervientemente que va mucho más allá de un homenaje a uno de sus grupos de cabecera. A nuestro entender, estamos ante una ejemplificación en toda regla de la gran creatividad y la indudable destreza de este músico español que podemos situar, sin tapujos que valgan, entre los más grandes de la música pop de todos los tiempos.    

Trayectoria


Coke Belda
El valenciano Coke Belda ha formado parte de bandas como el dúo Coque Roque, (tributo a Jellyfish, The Rembrandts, The Posies, Toy Love, Squeeze, Roxy Music..)Los Relevos, Delco, o The Bitters, Beat Beat yeah!!! (banda tributo a los Beatles). Actualmente reside en Pittsburgh (Estados Unidos) por razones laborales, tras su estancia en Stuttgart, ciudad alemana desde la que nos presentaba el disco que ahora te comentamos. Debutaba en solitario con “Coke Belda 1”, álbum de 16 canciones que editó en 2013 Rock Indiana en cd (ya agotado), en el que contó con la colaboración puntual de Guille Belda, Roque Esteban, José Manuel Simón, Pepe Esteban, David Wiergo, y Jimena Belda, su hija, a la que dedica un tema. Fue masterizado por Anders Hellgren de The Merrymakers en Music In The Making, Estocolmo.  Un disco con toques de pop psicodélico, de excelentes melodías, y una carta de presentación ciertamente inmejorable. El sello You are The Cosmos incluyó en su recopilatorio de canciones con guitarras de doce cuerdas su tema "Hold Me Tight", siendo el único artista español seleccionado. 

Beat Beat Yeah!!!
Su segundo álbum fue editado en 2016 por Rock Indiana con el título de “Nummer Zwei”. Fue grabado principalmente en su, por entonces, casa de Stuttgart, menos algún detalle en el Naika Studio de la misma ciudad con Flo König como ingeniero y en los Ashfield estudios con Carlos Ashworth en Madrid. Fue mezclado por Coke y Anders Hellgren en Music in The Making. Todas las canciones son de Coke excepto “Miss you & Where I am” escrita con David Myhr (The Merrymakers).  En la composición ha contado con la colaboración de Edu Olmedo, David Borja y David Wiergo. Toca todos los instrumentos. De forma puntual Javier Polo y Pepe Esteban tocan el bajo, Chris Breuch a la batería, David Myhr canta y toca teclados, y David Wiergo añade un solo de guitarra. Para más información, puedes acceder a la reseña que escribimos en Magic Pop entrando aquí.




Todos los temas de su tercer disco han sido interpretados íntegramente, instrumentación y cantados por Coke Belda a excepción de “Run to Me” y “I’ve Gotta get a Message to you” en los que ha contado con la voz de Lindsay Murray (Gretchen's Wheel). Fue mezclado por Coke Belda y masterizado por Anders Hellgren en Music in The Making en Estocolmo (Suecia). La portada es de Ignacio Alcázar y nos recuerda a la de “Odessa”, un disco de los Bee Gees, su sexto álbum, que fue lanzado en 1969.

Las canciones

El disco empieza con “Idea”, canción de Barry, Maurice y Robin, que abre la cara B del disco del mismo título editado en 1968 por Polydor. Excelente comienzo con ese profundo piano, más la guitarra dibujando un aguerrido riff. incluido un espectacular solo, y la sensacional voz de Coke. Todo ello acompañado por una brillante sección rítmica. Sigue con “Cucumber Castle”, tema de Robin, incluido en el disco “Bee Gees' 1st” (Polydor 1967). En este caso, relucen los intensos matices que imprimen los arreglos sobre un tempo reposado, con efectos de cuerda por medio de teclados atmosféricos, más la meticulosa batería y esa voz solista conmovedora.  No falta un momento soberbio de guitarra aportando detalles lisérgicos.  

Coke Belda. Foto de su facebook
A continuación nos ofrece “Run to Me”, tema de los tres hermanos, que abre su disco “To Whom It May Concern” (Atco records 1972 en EEUU y Polydor en Europa). La adaptación de Coke potencia la parte melódica aportando una cariñosa interpretación, acompañado por unos arreglos magníficos y la combinación de dos voces, masculina y femenina, dialogando con una profesionalidad y una pasión ciertamente encomiable. Le sucede “Claustrophobia”, tema de Barry Gibb, editado como single en 1964, el cuarto de los editados en Australia por Leedon Records. Aquí Coke nos ofrece una interpretación muy beat con esas guitarras cristalinas dando cobertura a esa sensacional voz principal arropada por coros. El tema va avanzando con seguridad luminosa en un carrusel de bonitas figuras con ligero y eficiente solo de guitarra añadido.  

“Sir Geoffery Saved the World”, fue editada como cara B del single de 1967 para ATCO con   “(The Lights Went Out In) Massachusetts” en la cara A o “World” en otras ediciones. El tema es de los tres y fue producido por  Robert Stigwood. Por su parte Coke aporta su sensacional voz y unos arreglos emocionantes que permiten saborear en su medida toda la emoción contenida de este sensible tema de pop que te envolverá, de principio a fin, con sus juegos rítmicos, sus teclados solemnes, y sus juegos corales tan sixties. Llegamos a la mitad del álbum con “Mr. Natural” incluida en el álbum del mismo nombre de 1974, editado por RSO, compuesta por Barry y Robin.  La versión resulta especialmente convincente gracias a esa bien perfilada línea argumental de marcada batería dando cobertura a las sutilezas vocales que descargan en el estribillo, llegando a octavas defendibles tan solo con una extraordinaria voz, como es el caso.
    
Coke Belda. Foto de su facebook
El siguiente corte se titula “First of May”, canción original de los tres que encontrarás en el disco  “Odessa”, en penúltimo lugar, cerrando la cuarta cara de ese doble disco editado en 1969 por Polydor. Fue cara B de canciones como "Lamplight" o "Melody Fair". Otra maravilla de interpretación que logra templar una impresionante balada orquestada por piano, acústica y teclado. Un tema que va creciendo generando una intensidad fascinante mediante una riqueza armónica única muy bien asimilada por este gran músico. 

Oímos ahora “Indian Gin and Whiskey Dry”, tema de Robin, que se encuentra en el mencionado disco “Idea”. Un tema de popsike que expone todo el gran universo coral y rítmico de los Bee Gees en esa época, y que en manos de Coke Belda adquiere una fuerza inusitada repleta de detalles sencillos que se engrandecen mediante su combinación estelar.    Sigue el disco con “Edge of the Universe”, canción de Barry y Robin, casi cerrando el disco “Main Course” (RSO 1975), cara B de "Nights on Broadway". Los teclados inician este medio tiempo al que se incorporan las guitarras perfilando un riff de rock sobre el que se explaya la voz de Coke Belda con un contrapunto de sintetizador y sensibles crescendos de percusión. Llegamos así a “I've Gotta Get a Message to You”, tema de 1968, de Barry, Robin y Maurice, que constituyó su segundo single número uno en Inglaterra, editado por Polydor y ATCO. Otro de los grandes éxitos de los Bee Gees que en manos de nuestro protagonista adquiere un fulgor altamente sugestivo. Los parámetros interpretativos de los Bees Gees y Coke Belda confluyen con tal facilidad, emotividad y firmeza que te emocionará hasta lo indecible. Excelente idea el compartir el protagonismo vocal, entre coros añadidos que facilitan una mayor consistencia.    

Coke Belda. Foto de su facebook
En los momentos finales nos ofrece “You Win Again”, la más reciente de las canciones, editada  en 1987 con música de Barry Gibb con la ayuda de Maurice aportando la batería en el original. Está incluida en su disco “E.S.P.” (Warner Music Group). Con ritmo y campanas celestiales, emerge la voz solista desdibujando una preciosa melodía de pop soul que explota con toda su magnificencia en el flamante estribillo. Toda una auténtica delicia para los sentidos que sorprenderá a más de uno. Sigue con "Come Home Johnny Bridie", y sus enternecedores aires country tan bien hilvanados por Coke. Se trata de un tema de Barry y Maurice incluido en el disco de 1973, "Life In a Tin Can".

Acaba el disco con “(Our Love) Don't Throw It All Away”, canción escrita en 1977 por Barry Gibb y Blue Weaver. Hay varias versiones de esta canción y la más conocida fue la realizada por Andy Gibb en 1978 para su segundo álbum “Shadow Dancing”. Los Bee Gees también la sacaron en sus grandes éxitos. Fue grabada en 1977 en las sesiones del “Saturday Night Fever”. Última versión para cerrar este memorable homenaje tan sentido y tan bien definido mediante un ejercicio genial de voz arropada por una instrumentación intimista de teclados, percusión y coros tan propios de esa época dorada de los Bee Gees, falsete incluido, e interpretados por Coke Belda en auténtico estado de gracia. 

Reflexión final

Los Bee Gees con Coke Belda. Foto montaje de su facebook 
Coke Belda ha realizado, en este su tercer disco, más que un entrañable homenaje a un grupo esencial de la historia del pop, como fan incondicional que es, aportando una impronta identificable a las canciones para que reluzcan más aún si cabe. Son temas que atesoran una melodía original ciertamente inolvidable, con los ingredientes básicos para que cada uno de los poros de tu piel reaccione en consecuencia a la gran emoción percibida.  Con muy buen criterio ha optado por escoger canciones no muy conocidas, a excepción de un par de perlas que sí tuvieron gran éxito en su momento como “Run to Me” y “I've Gotta Get a Message to You”, favoritas personales de Belda. El resto son creaciones igualmente fabulosas que se editaron como caras B, algunas al final de los discos, pero no por ello resultan menos emotivas a la par que deslumbrantes en su original pero también versionadas tan elegantemente. El resultado final es un álbum con una selección excelente de temas de los Bee Gees que va más allá de un grandes éxitos al uso; más bien se nos antoja  un álbum de bonitos momentos musicales de los Bee Gees, absolutamente  imprescindibles para entender la historia del pop. Canciones todas ellas memorables que, en manos de este gran músico que es Coke Belda, dan un salto espectacular a otra dimensión poderosa y pasional francamente muy emocionante.

Nota: Puedes adquirir una copia del Cd en Rock Indiana accediendo a su web.  Además, está disponible en Escridiscos, en Radiocity discos (Madrid) y en breve en Disco 100 (Barcelona) o en Power Records Bilbao.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Fallece Jerry Ross, legendario productor y compositor de soul

Jerry Ross 
Jerry Jan Ross nació el 1 de mayo de 1933 en Philadephia, Pennsylvania, y falleció el 4 de octubre de 2017 en Meadowbrook, Pennsylvania. Compositor y productor de soul, director de las discográficas Heritage y Colossus, colaboró con otros sellos como Mercury y Motown. Sus mayores éxitos los consiguió componiendo el tema "I'm Gonna Make You Love Me," con Kenny Gamble y Jerry Williams, produciendo "Sunny" de Bobby Hebb, o sacando "Venus" de Shocking Blue, más el primer disco de The Mob, entre muchos otros temas y grupos.

Dick Clark y Jerry Ross

Jerry sirvió en las fuerzas armadas y estudió en la Universidad de Temple, donde trabajó en radio como locutor. Contratado por la WFIL TV-Radio, aprendió con Dick Clark  los entresijos del negocio discográfico. En 1961, Jerry creó Heritage Records, firmó con los Dreamlovers y tuvo su primer éxito con "When We Get Married". Después de eso, Jerry conoció a Kenneth Gamble, que aspiraba para ser un compositor. Jerry y Kenny crearon "Who Do You Love" (Sapphires, 1964) y "The 81" (Candy & the Kisses, 1964).  En la sesión de grabación del segundo tema conoció al pianista y escritor Leon Huff en el ascensor del edificio Shubert. Leon participaba en la sesión.   

Jerry Ross 
Ross continuó trabajando como productor independiente, haciendo discos con músicos como los Yum-Yums, más tarde Honey & the Bees, o April Young. Su trabajo llamó la atención del ejecutivo de Mercury Records, Shelby Singleton, quien contrató a Jerry como productor a principios de 1966. En Mercury produjo y formo parte del equipo de composición de temas "I'm Gonna Make You Love Me" con Gamble y Huff, entre otros temas para Bobby Hebb (“Sunny”), Spanky & Our Gang (“Sunday Will Never Be The Same”, “Lazy Day”), Keith (“Ain’t Gonna Lie”, “98.6”), Jay & the Techniques (“Apples, Peaches, Pumpkin Pie”, “Keep The Ball Rollin’”, “Strawberry Shortcake”, “Are You Ready For This”), the Festivals (“You Got The Makings Of A Lover”) y Jerry Butler (“I Dig You Baby”, “Mr. Dream Merchant” que coescribió).

En 1968, Ross dejó Mercury para reactivar Heritage records sacando éxitos de Bill Deal and The Rhondells (“May I”, “I’ve Been Hurt”) y los Showstoppers (“Ain’t Nothin’ But A House Party”). Dos años después sacó otro sello llamado Colossus Records. Firmó con los  Mob (“I Dig Everything About You”), y contrató a los Festivals desde Mercury (“You’re Gonna Make It). También licenció temas en los Paises Bajos: de George Baker Set (“Little Green Bag”), los Tee Set (“Ma Belle Amie”) y con  Shocking Blue, su número uno “Venus” a principios de 1970. Al año siguiente llegó a un acuerdo con Motown aportando el tema de The Courtship (“It’s The Same Old Love”), y el cantante Virgil Henry, entre otros. Años más tarde, se reunió con Jay & the Techniques para una serie de singles para Silver Blue/Event Records, entre otras y múltiples acciones y producciones dentro del mundo del soul.  


Documento sonoro: 

Madeline Bell y "I'm Gonna make You Love Me" 


Muere el baterista de jazz, Grady Tate

Grady Tate
Grady Tate nació en Hayti, Durham, Carolina del Norte el 14 de enero de 1932 y falleció el 7 de octubre de 2017. Baterista de jazz destacó en bebop, hard bop y soul jazz. Fue músico de sesión de otros grandes como Lionel Hampton, Jimmy Smith, Ella Fitzgerald, Miles Davis y Stan Getz, entre muchos otros, y colaboró con la banda de Quincy Jones o con Jimmy Smith y Wes Montgomery para sus grabaciones para Verve. También destacó como cantante con voz de barítono.


Se trasladó a Nueva York en 1963, incorporándose a la banda de Quincy Jones como baterista. ​Con un enorme estilo, el sonido de Grady Tate se puede oír en muchos de los álbumes clásicos de Jimmy Smith y de Wes Montgomery registrados para la etiqueta de Verve en los años sesenta. Tate fue el baterista del Tonight Show Starring, en la NBC-TV, de Johnny Carson durante seis años. En los setenta fue miembro del New York Jazz Quartet y en 1981 tocó la bacteria y percusión en el famoso concierto de Simon and Garfunkel en Central Park.


Grady Tate
Como músico de studio ha tocado con Jimmy Smith, Astrud Gilberto, Ella Fitzgerald, Duke Ellington, Count Basie, Rahsaan Roland Kirk, Quincy Jones, Stan Getz, Wes Montgomery y Michel Legrand. A su nombre grabó varios discos como "Windmills of My Mind" (1968 Skye Records); "After The Long Drive Home" (1970 Skye Records); "Feeling Life" (1971 Skye Records); "She Is My Lady" (1972 Janus Records); "By Special Request" (1975 Buddah Records); "Master Grady Tate" (1977 Impulse!); "TNT" (1991 Milestone Records); y "Body & Soul" (1992 Milestone Records).


Como cantante destacan las interpretaciones de temas como "I Got Six", "Naughty Number Nine", and "Fireworks" para Multiplication Rock y America Rock, de las series de animación Schoolhouse Rock. En 1973 cantó en la película "Cops And Robbers", el tema del título escrito por Michel Legrand y Jacques Wilson. En 1989 colaboró con la Howard University.


Documento sonoro:


"Sack full of dreams" (1969), a cargo de Grady Tate.   





lunes, 9 de octubre de 2017

Muere el cantante húngaro, Aradszky László

Aradszky László
Aradszky László nació el 20 de septiembre de 1935 en Budapest donde falleció el 8 de octubre de 2017. Favorito de la audiencia húngara de los sesenta, triunfó con varios temas influenciados por la canción italiana.  Su mayor éxito fue el tema “Isten veled, édes Piroskám”, con el que consiguió un disco de oro, el primero de la historia de la música húngara. Tras ganar varios concursos, debutó con el álbum de 1969, titulado “Aradszky”. Después estuvo actuando por toda Europa volviendo a su país en los ochenta. Sacó en 1986 otro disco llamado “Újra Itt Vagyok” al que siguió “Fekete Arany” (1989), entre otros hasta “Égek A Vágytól...” (2007).  

Documento sonoro: 

“Még Ide-Oda Húz A Szív”, uno de los temas con los que llevó el twist a su país, Hungría.